28.2.06

LEYENDO A DAVID FOSTER WALLACE

La diferencia entre turistas y viajeros consiste en que, si bien ambos experimentan la fascinación del Allí, estos últimos sienten, además, el horror del Aquí. Para los viajeros, el Allí se transforma en muy pocas semanas en un Aquí oleaginoso muy difícil de soportar.

Creo que, si tengo que autoclasificarme (lo peor de la entomología es cuando te clavan el alfiler), soy un Viajero. Sólo que el Allí también me produce asco.

Eso he aprendido de David Foster Wallace. Y muchas otras cosas.

2 comentarios:

Pistacho Veloz dijo...

Ten cuidado, a ver si lo que realmente te da asco no está fuera de tí.

* elia dijo...

http://elia.uing.net/1904/frases.html?b_st=0&b_d=&b_cd=20060321&b_m=0&b_u=0&b_pi=5142&b_k=0&b_s=&b_o=DESC