28.3.06

STANISLAW LEM QUE ESTÁS EN LOS CIELOS


Me acabo de enterar de que se ha muerto Stanislaw Lem. Como me suele pasar cada vez que palma alguien a quien admiro, me he encontrado buscando en el disco duro los mejores momentos que he pasado con él (bueno, más bien con sus libros) entre las manos. Hay uno en particular, una selección llamada Fábulas de robots, de la infame colección Club Joven de Bruguera, en tapa dura de color rojo e ilustrado con robots metálicos que daban risa, que pasó demasiado tiempo entre mis sucias manos de niño zampabocadillos, y está lleno de lamparones de todas las clases posibles de aceites industriales, sobrasadas peninsulares, grasas poliinsaturadas de salchichón Rolfho, etcétera. Los mejores momentos: cuando Clapaucio inventa una máquina capaz de crear cualquier cosa que empiece por la letra n que luego resulta que lo que hace es destruir todas las cosas que empiezan con la letra n, y para cuando la logran desconectar ya se han perdido para siempre las preciosas nimas, las nérulas, las noras, etcétera. O cuando el peligroso ejemplar de Homo Sapiens Sapiens se salta todas las barreras de su jaula extra-segura del zoo y seduce a la hija del rey metálico, y tras él salen tres príncipes (como de costumbre) de titanio. O cuando entre Trurl y Clapaucio construyen una máquina poeta y los poetas de la galaxia se ponen en huelga y se manifiestan delante del armatoste. O cualquier otro, la verdad, es muy difícil elegir.

El Nobel nunca se lo concedieron, pero estoy seguro de que, si le hubieran dado a elegir entre el Nobel o tener a todos esos miles de niños zampabocadillos pegados a sus cuentos, habría elegido lo que tuvo, lo que la vida, la literatura, le dieron. Nos vemos por ahí arriba, maestro.

2 comentarios:

Pistacho dijo...

Fumaba muchos porros en esa época, por eso no me acuerdo bien de sus libros, pero me leí seis o siete de un tirón.

Dr. Malcolm dijo...

yo también leí ese libro. De hecho, al leer la noticia de la muerte también escribí una entrada en mi blog.
es esta:
http://majaderos.blogspot.com/2006/03/stanislaw-lem.html