2.6.06

LE WEEK-END ET L'AMOUR

Han pasado las lluvias, hace mucho calor. Por delante, un fin de semana moldeado exclusivamente para usted, para que se reconcilie con el mundo, se ponga las chanclas en los pies, no se afeite, pasee al anochecer, experimente el olor delicioso del galán de noche por las aceras recién regadas, repase su vida sin detenerse en las épocas malas, saboree otra vez sus grandes triunfos pasados, cuando ligó con personas que creía inalcanzables, cuando dejó callado a su enemigo con una frase genial, los grandes hitos de la amistad, la familia, etcétera. O para hacer planes. Para cambiar de vida o al menos hacer limpieza general, tirar a la basura todo lo molesto, o al menos ordenarla.

Ya está usted tardando. Yo voy ahora, cuando acabe esto que estoy haciendo. Nos vemos allí.

1 comentario:

Pistacho Veloz dijo...

Yo cada fin de semana me dedico más a esas menesteres. Para ello estoy desembarazándome lentamente de todo lo que me ata al mundo real. Así podré concentrarme en los recuerdos.