24.3.09

EN UN VAPOR DE CARGA

Llevo desde el domingo pensando si escribía o no este post. Hay cierta elegancia en los finales abiertos, pero también su poquito de horror vacui. En efecto, la posmodernidad no conoce este horror vacui, pero ya saben que yo soy manchego al fin y al cabo y que padezco ciertas incurables limitaciones.

Ya hace un par de semanas que Violeta se largó con lo puesto. No se despidió a la francesa, pero tampoco hizo un dramón. No me dijo no eres tú soy yo, ni no soy yo eres tú. Se tomó quince minutos, nos abrazamos y desapareció.

Ya comenté que últimamente hemos tenido muchos problemas económicos: de mis cuatro pisos, solo me están pagando renta los argelinos, y éstos con retraso. Esto conlleva que ya no puedo pasarle todo el dinero que solía a mis padres, y esto a su vez las amenazas constantes de mi padre sobre plantarse aquí y echar a los morosos. Menudo dolor de cabeza, la verdad.

Así que Violeta me dejó sus ocho últimos cuadros de gatos noctámbulos, para que los fuera vendiendo de a poco. Pero los tiré. Me dio pena sin embargo meterlos dentro del contenedor, y los dejé fuera, apoyados contra el mismo, mirando hacia la acera. A la mañana siguiente no estaban y no sé si alguien los cogió o si los basureros los echaron al camión.

Me encuentro mal y no consigo respirar bien.

Tengo planes para cuando me quiten internet: caminar toda la noche. Oh, espera, eso ya lo hacías. No: he dicho caminar toda la noche.

Muchas gracias a todos por leer mis cositas y por comentar a veces. Igual vuelvo. En un futuro. Adiós.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

...cualquier cosa que diga no le dará aire......................pero tu hacias que llegara aire hasta aquí

princesa dijo...

...no nos deje...ahora es cuando más le necesitamos...nos necesita

dondiego dijo...

Bueno, me da mucha pena despedirme de usted que ya es como uno más de la familia, cuyas alegrías y tristezas he ido siguiendo tanto tiempo. Pero seguro que si lo deja será para bien y seguro que vuelve, con más fuerza, tal vez convertido en un hombre nuevo. Manténganos informados. ¿Continuará?

AniZ dijo...

¿Qué es lo que necesita, Mastronardi?
Espero que encuentre un poco de calma, suelte lastres y regrese. Un abrazo

Anónimo dijo...

...se le extraña

Anónimo dijo...

...está bien mastronardi?
está?...

Anónimo dijo...

...por si está

Anónimo dijo...

...espero algún día su vuelta

Brick de garbanzos dijo...

Porqué desaparecen las cosas interesantes y sólo queda "añadaaquísujuiciodevalor".

Aunque sea un total desconocido de usted, sus escritos me dieron más de lo que puedo expresar con palabras. Aunque pueda parecer extraño.

Espero que sus andanzas sean satisfactorias. Un saludo.