9.6.11

CONFESIÓN ESPONJOSA

Odio mi puta vida. Soy un fracasado de mierda. Tengo casi treinta años y trabajo de cocinero en una puta mierda de hamburguesería para gilipollas. Mi compañero del curro me martiriza todo el santo día, y no puedo ni decírselo a mi jefe, porque me rebajaría el sueldo todavía más. Lo único que le importa a este hijoputa es el dinero, el dinero, el dinero.

Fuera del trabajo, no hago nada tampoco. Mi mejor amigo es un borderline, con el que sigo yendo porque algo es mejor que nada. Estoy enamorado de una vecina, una chica sureña que acaba de mudarse aquí pero que solo me considera "un amigo" y nunca me verá como nada más. Me cago en dios.

Estoy colgado en esta mierda de pueblo porque ni siquiera soy capaz de sacarme el puto carnet de conducir. Suspendo el puto examen CADA VEZ QUE LO HAGO. QUE LE DEN POR CULO. Y lo peor es que vivo en la puta piña de debajo del mar.

No hay comentarios: