26.8.08

FIN AOÛT, DÉBUT SEPTEMBRE

Si creyera en algo, creería en estos días: el final de agosto y el principio de septiembre. Nadie parece estar en ningún lado. La mitad de la población ha desaparecido de la playa pero aún no ha llegado a su cubil. Nunca se vieron tantas llamadas perdidas: en la Dimensión Oscura no hay cobertura todavía.

Es decir, que por una vez, por un corto período de tiempo perdido en mitad del año, estoy donde está todo el mundo, en ninguna parte, en el limbo del final de las vacaciones. Da gustico no ser un bicho raro. Luego, la semana que viene, todo lo más el sábado o el domingo, la gente se recoloca y del viaje interdimensional solo recuerdan una vaga incomodidad que llaman síndrome posvacacional. Y el que suscribe se queda solo. Igual salgo y me compro un móvil, no sé.

1 comentario:

Tanja et Monique dijo...

Septembre sera des bieres avec les amis.