29.8.08

PROCRASTINADORES DEL MUNDO

dios mío de mi vida cómo me tocan las narices los fanáticos del zen. Se tragan cualquier cosa. Seguramente lo que más me molesta es ese desprecio por las palabras y esa adoración por los actos, doctrina que parece haber calado incluso en el dietario manchego. De todas partes llueven como si fueran la palabra del divino gilipolleces como éstas:

Las palabras se las lleva el viento.
Obras son amores.
El movimiento se demuestra andando.
Dame pan y dime tonto
(etcétera).

Qué mundo más triste ése en el que lo único que cuenta son los tres o cuatro actos anodinos que a uno le da tiempo a hacer con su perra vida, y las maravillosas ideas de que es capaz cuando es joven y va bien fumado y acaba de leer a Cioran se las traga el retrete. Por no hablar de lo que escriben en sus blogs los solipsistas del mundo como usted y como yo. Por suerte, nosotros sabemos que la procrastinación le gana a la acción con las manos atadas a la espalda, y así nos va. Aportemos ahora argumentos, sudamericanos e izquierdistas, para apoyar nuestras tesis:

RECORDADLO BIEN

La bala es enemiga de la letra
pero también la letra de la bala.
Y el que dispara sabe que sus muertes
serán escritas palabra por palabra.
Le nacerá el infierno entre las manos
hecho de su recuerdo y mi memoria
esa letal memoria que es de todos
y que sentencia siempre con palabras.
Nuestra letra sentencia y ajusticia
y en cambio vuestras balas solo matan.

Víctor Pozanco

1 comentario:

AniZ dijo...

Lo que la mayoría te puede contar sobre el zen es que es un jardincito con piedras jajaja y cosas así. Como todo, hay que molestarse en investigar y dudar
El poema está muy bien ;) salu2