16.10.08

BREVE CRÓNICA DE LA NADA


Un post corto, que Violeta se está duchando. Vamos allá:

No sé si el otoño consistirá en esto, pero hemos pasado la tarde en el sofá los tres, Nina durmiendo a mis pies, yo tumbado con la cabeza en el regazo de Violeta y haciendo como que leía Los mares de Wang y Violeta acariciándome el pelo y leyendo (o haciendo como que leía, que sería maravilloso pero que no sé) La sociedad del espectáculo. Escuchando discos de Nico y de la Velvet mientras se iba haciendo de noche. A todo esto lo llaman no hacer nada los ignorantes.

2 comentarios:

raúl quinto dijo...

una tarde perfecta, sin duda.

Mastronardi in person dijo...

Pues no nos podemos quejar, amigo Quinto. Si acaso, cambiaría el libro de Gabi Martínez por algo con más sustancia. Pero da igual, que ya digo que no lo estaba leyendo en realidad.